Festival del Pasillo 2011: Justitos de olas … bien de paella.

Nos acercamos a Sope temiendo lo peor. Teníamos pedidos los permisos pertinentes para dos Sábados , el anterior y este día 11. Ya habíamos cambiado la primera fecha y volverla a cambiar hubiera generado muchos trastornos a los socios con bastantes posibilidades de no poder reservar otra fecha en Septiembre (fecha a la que lo hubiéramos trasladado) por lo que nos habíamos arriesgado.

Festival 2011

Cuando llegamos, el viento terral soplaba suave y las pequeñas olas rompían en la orilla. Alguna de la serie lo hacía algo más lejos, pero eran las menos. Ya pensábamos comenzar a preparar la boya para hacer carrera de tablones cuando se salió alguna olita … ¿se podría surfear?. Entonces el Secre se puso a dar voces de “al agua la primera tanda”. “¿La primera tanda?” … Así fue como comenzamos y todo fue a mejor. Tuvimos lo justo todo el día para poder divertirnos con los tablones y pasar un día de playa espléndido.

Al mediodía, coincidiendo con la marea alta y como ya es costumbre llegaron los bocatas para reponer fuerzas. Sobre las 16.15 h. volvimos al agua y continuaron las tandas hasta las 19.00 h. Mientras tanto en la cocina (con Toño dando órdenes a diestro y siniestro) ya se cocía el menú, choricillos y morcillas a la sidra y paella para los mayores y para los peques (hubo unos 35) “perritos calientes”. Menos mal que aparecieron las “voluntarias” porque si no, vaya lío. De postre, melón, esta vez sin champán para que nadie se emborrachara .

A continuación se sirvió la cena, estaríamos unos 60 comensales. Esta vez nadie se quedó con hambre, ya que previendo una asistencia importante y teniendo en cuenta el apetito voraz de los participantes el Club ha adquirido una segunda paellera (paella en términos estrictos) para poder responder a estas necesidades. El sistema de tickets hasta ahora ha funcionado muy bien, tanto para la organización como para Luis Mtnez de Las Rivas que es quien tiene luego que revisar sus cuentas y al que por cierto tenemos que agradecer siempre, igual que a Carlos, su buena disposición.

Seguido se repartieron premios y trofeos. No importa quién quedó primero ó segundo. Todos lo pasamos estupendamente. Se entregó la famosa quilla de Pablo que si en lugar de al primero se diera al último , todos nos tiraríamos de la tabla para poder ser ese afortunado. Llegó uno de los momentos más esperados , los premios. Los trajes Kynay y la tabla Wat Say dieron como siempre una alegría añadida a lso asistentes. Tenemos que decir que en esta ocasión la tabla le tocó a Rafa Aspiunza quien decidió cederla al Club para uso y disfrute de los hijos de los socios, o incluso de estos últimos si conseguimos hacer un pequeño cambio del cual se informará oportunamente. Un verdadero detalle por parte de Rafa que refleja el tipo de socios que tiene el Club y la filosofía del mismo.

Los primeros compases ya sonaban, “The race with the devil”, la banda de rock, nos puso muy rápido a tono y la sangría y la cerveza facilitaron el asunto.

Muchas gracias a todos los asistentes, a todos aquellos que han colaborado y a todos aquellos que simplemente han aportado su simpatía por el Club, algo tan importante como lo anterior.

La Junta, Junio 2011

Leave a Reply