Despedida de Berni en Arminza

 

La verdad es que como cada vez que alguien se nos va, parece imposible que lo haya hecho o simplemente, no se vaya nunca porque los que le han querido lo recordarán por siempre (hay que fijarse en el reflejo o lo que sea de la foto).

El pasado día 28 de diembre le despedimos en esa localidad tan bonita como es Arminza y donde Barni y su familia han tenido tantos vínculos.

El día fue precioso, como lo fue la ceremonia.  Su hijo Berni, dedicó unas palabras a su padre, dispersó sus cenizas en el mar y gritamos su nombre para que nos escuchara.

Un último homenaje a alguien que ha vivido siempre de cara al mar, al surf y nos acompañó siemrpe en esta aventura que supone El Pasillo.

Un abrazo Berni.

El Presi

1 Comment

Leave a Reply