Festival ElPasillo

 

Al final las peores previsiones se cumplieron.     En general las previsiones a veces aciertan y otras no,  pero  cuando las cosas se complican, siempre hay todo tipo de valoraciones y a medida que pasa el tiempo , parece que  todas van convergiendo.

El Sábado, hubo agua a raudales, pero es cierto que nos permitió disfrutar de los primeros baños  y de la barbacoa (Cherra´s BBQ) sin problemas, aunque al mediodía  y con el horizonte amenazando un último chubasco, finalmente  decidimos cerrarla.  Por suerte, ya todos estábamos más que satisfechos con la comida y como mucho nos faltaba el café que lo tomaríamos en la “sede”, gracias al apoyo que nos aporta  Luis Martínez de las Rivas.

La verdad, una vez entró el temporal de agua,  entre el diluvio universal de Noé y  la playa de Sope, creo que poca diferencia.  posiblemente , los ejemplares que fueran  a bordo.

Sin embargo, cuando llegamos temprano por la mañana, por el contrario, el día parecía que nos iba a respetar la jornada, a pesar de la  ligerísima llovizna que nos acompañó en los primeros momentos.   Casi una neblina baja que pasaría en poco tiempo.   Al cabo de un par de horas incluso, alguno se puso gafas de sol porque parecía que salía ese típico  resol de primavera que llega a molestar y parece acompaña a las nubes altas.

De hecho fue una grata sorpresa llegar a la playa y confirmar que teníamos olas.  El cielo estaba cubierto pero tampoco amenazaba el chubasco de manera inmediata, así que decidimos comenzar cuanto antes. Cuatro primeras series de media hora dieron como resultado otras tantas que aspiraban a finalísimas y a las de consolación.

En el caso de una de ellas, fue la típica final adelantada porque en ella se encontraban todos los favoritos.

Como este año invitábamos al Club  el “Puerto viejo” de Guecho, no queríamos abrumarlos y dejarlos a todos fuera de la competición en la primera manga , lo cual hubiera sido un pequeño desaire por nuestra parte.   Por lo tanto, para cuando llegamos a las finales después de varios baños, había unos cuantos (casi mayoría)  de ese Club dispuestos a darlo todo por llevarse  los primeros puestos.  No sabemos si también habrá  podido influir que son unos veinte años más jóvenes pero es algo que no viene al caso en este momento.

Durante la fase más intensa y entretenida  del Festival (incluso por delante de la entrega de trofeos), se pudo apreciar la llegada habitual de algunos niños, también jóvenes, e incluso algún abuelo, además por supuesto de algunas mujeres de los surfers participantes  que como siempre querían compartir ese buen momento.

Lo que se percibía era un ambiente increíble a pesar de las condiciones meteorológicas, el cual, no sé si por el agua o el buen rollo , hacía que la  gente se empapara de alegría y diversión con chácharas animadas , ya fuera de los baños anteriores o de los siguientes.

Por suerte, contábamos con la carpa de la escuela de Gorka Yarritu que nos salvó de parecer sardinas del Cantábrico enlatadas, por lo que desde aquí , se lo agradecemos  muy sinceramente.  Esto de los metros cuadrados en determinadas circunstancias es importante.

Ciertamente echamos de menos a un montón de gente que no se animó a venir.  Veteranos que hubieran saludado tomándose un vinito o  familias que hubieran venido a comer un “perrito” o una “pulguita” de panceta con sus niños  para luego volver a casa a descansar.

En ese sentido, no podemos decir otra cosa que hubiéramos deseado otra climatología pero la Naturaleza es como es. Así de caprichosa.

La decisión de si habría finales o dejábamos este año ausente y sin ganadores rondó la cabeza de muchos.  Estábamos todos en la “sede” tomando, cafés, cervezas, ….. y deliberando si celebrarlas o no.

Finalmente , los finalistas fueron los que decidieron entrar al agua y el resto a ayudar en lo que fuera menester.

Entre la lluvia y nubes bajas, lo que no era fácil, era puntuar. Los jueces  tuvieron que hacer “maravillas” desde dentro de la sede para poder hacerlo. Fuera, protegidos con un buen paraguas había otros que avisaban a gritos en el momento que alguno cogía una ola.

Después de una última tanda algo complicada para los participantes (finales de consolación y la super final juntos), se decidió de manera clara el resultado.

CONSOLACIÓN

1º Alvaro Lafita (Club Puerto viejo)

2º Pitor Vilas

3º Jorge Castaño

FINAL , FINAL

1º Cherra Arana

2º Diego Lafita  (Club Puerto viejo)

3º Lápiz (ex campeón de Vizcaya …….. hace algún tiempo)

Este año y por motivos de precio en la frutería, cambiamos el tradicional melón por una “piña”.  En principio íbamos a dársela a Carlos Martínez por dos fantásticas actuaciones en el agua en las cuales se vio involucrado de manera crítica por motivos propios.
Sin embargo y como no estaba presente , se la entregamos de muy buena gana a Jorge Castaño como wipe out (coloquialmente hablando,  “piña”) del Festival.

Y así lo cerramos hasta la próxima edición.

El Presi

En Sope a 3 de Junio de 2.017.

 

1 Comment

  • Fue un honor recibir la invitación a vuestro Festival, todos coincidimos en que estuvo muy bien y que cuando queráis volveremos encantados (eso sí la próxima vez vamos a ganar…).

    Como dices, salvo el tiempo que nos fastidió un poco el día, el resto de 10.

    Muchas gracias!!

    Manolo Zavala

    Presidente del Puerto Viejo Surf Club

Leave a Reply